Investigación

Cabecero

De un acuerdo entre la Universidad Metropolitana para la Educación y el Trabajo y el CONICET nació el Centro de Investigación para los Trabajadores.

La creación del CITRA representa un hito histórico en la historia del desarrollo científico argentino, ya que será la primera vez que los trabajadores y sus organizaciones sindicales gestionen  junto a la universidad un centro asociado.

El Centro de Innovación de los Trabajadores es un proyecto que nace del reconocimiento del mundo del trabajo como eje central en el proceso de innovación social y tecnológica. Se parte de la premisa que los trabajadores, desde sus puestos de trabajo, son actores clave en la innovación y el cambio tecnológico.

 

Los saberes en el presente, son dispositivos de legitimación e inciden inmediata y directamente en el establecimiento de nuevas relaciones de dominio- explotación. Las innovaciones y su posterior patentamiento están asociadas al conocimiento científico-empresarial occidental y, por tanto, están visualizados desde una cosmovisión e intereses comerciales y políticos, que no son precisamente los de los trabajadores.

 

El CITRA  se constituye como una herramienta para consolidar y revalorizar la importancia que tiene el trabajador y sus saberes en los procesos de producción, en los sectores de bienes y servicios y en la educación, concebida como derecho humano.